domingo, 22 de marzo de 2015

YO QUERÍA ESCRIBIR LA CANCIÓN...

El Sol del Bajío, Celaya, Gto.


YO QUERÍA ESCRIBIR LA CANCIÓN...
Cantautores de Celaya

“Nunca pude cantar de un tirón
la canción de las babas del mar, del relámpago en vena,
de las lágrimas para llorar cuando valga la pena,
de la página encinta en el vientre de un bloc trotamundos,
de la gota de tinta en el himno de los iracundos.
Yo quería escribir la canción más hermosa del mundo.”
Joaquín Sabina

La letra vuela a través de la melodía y nuestros ojos se cierran en un intento de capturar un verso bien puesto, una prosa consonante, un mundo sonoro flotando en algún estribillo que nos taladra hasta el hueso. Nos transporta. Arrebata nuestras emociones –ellos saben de qué hablo- sin darnos cuenta ni cómo pasó, pero de pronto ya es nuestra. Y la cantamos a todo pulmón. O sin pulmón, que no es lo mismo pero es igual (Silvio Rodríguez dixit); bajo la ducha, sobre la mesa, en medio del tráfico (ese puente que nunca terminan).
“Yo quería escribir la canción más hermosa del mundo”, canta Sabina. Algunos tal vez lo logren, otros seguramente harán el intento. Aquí mismo, en donde nos tocó o elegimos vivir, tenemos cantautores cuyos temas han quedado grabados para la posteridad. Algunos ya con éxito regional, o nacional, e incluso fuera de México; aunque, para no variar la costumbre, desconocidos en su propia tierra. René Than, Paulino Monroy, Alfonso Torres, Luis Meseguer, Émely Rivera y Lalo Vázquez, son apenas seis compositores entre los muchos creadores de música que existen en Celaya. La letra de una canción, igual que la poesía, tiene un ritmo y cadencia propios. Son poemas cantados, o canciones en poesía. Serrat habló de lo difícil de hacer música para la música propia de un poema. Sin embargo se puede. Cuando los conocí, hace varios años, tocaban en diferentes lugares donde siempre tenían al menos un par de sillas para escucharlos. Lo nuevo y original no siempre tiene audiencia. La perseverancia es una virtud, no necesariamente la paciencia. Con su guitarra, sus discos, sus sueños y canciones podemos escucharlos (si ustedes gustan) en los enlaces correspondientes dentro del Blog del Diezmo de Palabras. Escogimos sólo seis temas, de entre muchos, como una muestra y pequeño homenaje a nuestros compañeros de letras en versos para acompañar esas horas de bohemia y funambulismo sonoro.
Julio Edgar Méndez


CARTA A MI HERMANO
René Than

Hermano te escribo
para ponerte al día
por lo menos al de ayer
he estado un poco ocupado
así que me disculpas
si antes no me comuniqué
y me disculparás que escriba
en vez de hablar
pero es que ahora los tiempos
sólo dan para agua y pan
son tantos años que
no sé dónde empezar
espero la vejez me alcance para recordar.

Mi flaca se ha ido
habría cumplido éste
sus ochenta y dos ochenta y tres
fue un día muy frio
y los sueños no alcanzaron
para no desfallecer
me la pasé muy bien
te espero donde esté
abrázame muy fuerte
que es buen día para querer
no olvides apagar el té y dale de comer
al gato del vecino, ciao,
por siempre te amaré.

El niño, bueno, ha crecido
y yo estoy seguro que es buen hombre
donde quiera que ahora esté
dos damas dos niños
una casa decente en el extranjero
le sentó bien.
Lo extraño tanto que
a veces suelo ver
sus fotos de pequeño
y divago en el ayer
me acostumbré tanto a su voz
me enseñó tanto a crecer
que mi mano se ve enorme
desde que no la toma él.

¿Te acuerdas del libro
que tanto te gustaba y que perdí?
Pues lo encontré.
Lo envío en la caja
con otras chucherías que
espero que conserves bien
no las puedo llevar conmigo
al hospital o asilo
llámale como le quieras tú llamar.

A todos deseo paz
un beso de aquí allá...
postdata: si todo va bien
te escribo en treinta años más.



SE HACE TARDE
Paulino Monroy

Dicen por ahí que sólo sucede una vez
pero si sucede es inevitable
no lo puedes esconder
qué te puedo decir
no puedo esconderme de ti
no puedo callar el corazón
cuando estás junto a mí.

Mujer acércate y ven por mí
que te quiero llevar
al lugar donde suelo soñar
te quiero comprobar
que el amor es un juego
que acabamos de inventar
yo te enseño a jugar
yo te enseño a jugar.

Y vámonos ya
que se hace tarde en la luna
se hace tarde en tu cintura
y no me la quiero perder
y vámonos ya
que se hace tarde en tus ojos
se hace tarde en las estrellas
se hace tarde en tus labios
y quiero besarte
quiero amarte
quiero darte el corazón
antes que sea tarde.

Y no tienes que hablar
tu mirada me puede explicar
sé que tienes miedo también
sé que es difícil de creer
pero es real.

Mujer acércate y ven por mí
que te quiero llevar
al lugar donde suelo soñar
te quiero comprobar
que el amor es un juego
que acabamos de inventar
Y que no va a parar
que nadie nos va a cortar las alas
para juntos volar.


AMORES VIOLENTOS
Alfonso Torres

Hay veces que me muero
y que por ti no puedo
dejar de respirar
para después volar muy lejos
hay veces que no siento
cómo me pasa el tiempo
pero el tiempo pasa
y el dolor se queda adentro
y otra vez te vas
pero sé que volverás
por estos besos
que jamás encontraras
y otra vez te vas
pero sé que volverás
por este amor que nunca nadie
nunca nadie te dará

es un amor violento
amor a fuego lento
amor que va cayendo
pero siempre alza el vuelo
es un amor veneno
amor que quema el fuego
amor que destruye
pero deja buen recuerdo
es un amor violento

y olvidemos juramentos
rompamos las reglas
y dime que me quieres otra vez
no nos hagamos tontos
mejor bésame un poco
y deja el tiempo correr
que el mundo gira
que el tiempo es oro
y tus besos mi alimento
dame tus manos
cierra los ojos
y toquemos la luna con los dedos.


ENTRE TU PIEL
Luis Messeguer

Te llevé muy lento entre mis brazos
fui descubriendo poco a poco tu piel
no fue fácil dar cada paso
no fue fácil formar un solo ser

hicimos uno nuestro aliento.
Entre tu cabello, entre tus manos me enredé
con un solo beso recorrí tu cuerpo
de la cabeza hasta los pies.

Ceñí con fuerza tu cintura
y tiernamente otra vez te besé
cerré los ojos un momento
y todavía te podía ver.

Piel con piel era el abrazo
en una hermosa desnudez
no sé si era verdad o era un sueño
estaba dentro de tu ser.

Qué hermoso el vaivén de nuestros cuerpos
que me llevaba a viajar
a descubrir un mundo nuevo
que es entre tus brazos así estar.




TU RECUERDO
Émely Rivera

Nuestros cuerpos se unen en silencio
y en el misterio cantan su canción
son protagonistas de un cuento
de un cuento perfecto de amor.
Se desnudan completas las almas
no hay secretos ni falsedad
somos cómplices de este momento
que parece no tiene final.
Y así quiero estar así
conservando este momento
por la eternidad.

Somos dos corazones, dos almas
dos seres llenos de amor
que se entregan sin remordimientos
protagonistas de su cuento de amor.
Y así quiero estar así
conservando este momento
por la eternidad
conservando este recuerdo
por la eternidad
conservando tu recuerdo
por la eternidad.


MI HERMANO MAYOR
Eduardo Vázquez G.

De niños siempre juntos,
jugamos siempre juntos,
trabajamos, siempre juntos,
la vida nos juntó.

De viajes, sabe todo
de carros, sabe todo
de mujeres, sabe todo
la vida le enseñó.

Compartimos la comida,
compartimos los cigarros,
compartimos un buen vino,
estar con él es lo mejor.

Viví con él la gran pena de perder nuestros padres
y soy feliz porque tengo la dicha de estar con él
mi hermano mayor, mi hermano mayor.

Muy bueno es como padre
muy bueno es  trabajando
muy bueno es como hermano
Dios le dio ese don.

Estricto es a veces
también serio es a veces
se enoja algunas veces
la vida lo hizo así.

Mi hermano mayor, mi hermano mayor
mi hermano mayor, siempre,
siempre, siempre será el mejor.



No hay comentarios:

Publicar un comentario

EL MAESTRO PREGONERO

EL MAESTRO PREGONERO Por: Soco Uribe Arturo Grimaldo (ejido La Esperanza, municipio de Dolores Hidalgo, Gto.) es un prolífero es...