lunes, 7 de enero de 2019

UMBRAL



UMBRAL
Taller Literario Diezmo de Palabras

“La variedad de líneas y sucesos que pueblan estas páginas son prueba clara de ello, pues mientras unos nos llevan a los abismos de la indignación por los olvidos de siempre, otros nos hacen entender mejor las razones del cuerpo. Escriben como viven. Se parecen a sus palabras. A golpes de lenguaje nos recuestan y a golpes de lenguaje nos levantan de una brisa otoñal que resuena sus hojas como su dentadura un muerto”.
Herminio Martínez.

Todos los miércoles, un grupo de aprendices de brujo nos juntamos a la sombra del Maestro Herminio Martínez, quien falleció hace cuatro años, para continuar con su incansable labor: leer, corregir, dar y recibir sugerencias, consejos y opiniones sobre los textos que cada aspirante a escritor comparte con los demás colegas de armas.
            Con la convicción de que algún día podamos mejorar lo que escribimos, empuñamos la pluma del corazón y del alma para crear los textos que habrán de ser tallereados. Cada vez que algún compañero expone una parte de su intimidad creativa, la obra es tratada con respeto y honestidad. De esta manera todos aprendemos de los demás. Así nos enseñó nuestro Maestro. Así queremos continuar.
            “Poco a poco nos hemos ido acoplando, entendiendo, haciéndonos a la idea de que todos los hombres y las mujeres para algo hemos nacido: algunos nada más para acumular bienes materiales, otros para batirse a muerte en la arena de la política o de lo político; pero otros más, como nosotros, quizá para cavar a punta de alma nuestro destino en la cantera de la ilusión, buscando la belleza. ¿O qué otra cosa si no hace el poeta?”, escribió Herminio sobre el taller.
            Por esta razón, cuando el escritor Juan Manuel Ramírez Palomares nos invitó a que participemos para la publicación de un libro con textos originales del grupo Diezmo de Palabras, con la solidaridad que nos une y nos reúne cada semana, decidimos que todos tenemos derecho a colaborar con una parte de nuestra modesta obra literaria. Algunos escritores ya han sido publicados en antologías, libros individuales, periódicos y revistas; otros aún siguen picando piedra intentando sacar sangre de las lajas literarias. Pero casi todos, por primera vez, estamos reunidos en una obra que está dedicada a nuestro Maestro, Herminio Martínez, en su cuarto aniversario luctuoso. 
            Diezmo de Palabras está considerado como el taller literario vigente más antiguo y uno de los de mayor prestigio en Guanajuato y México. Durante los más de 28 años de trabajo continuo, todos los miércoles, de seis a nueve de la noche, en el pequeño espacio que ahora nos ofrece la Casa del Diezmo de Celaya, llueva o truene, abrimos las puertas para recibir el corazón de quienes anhelan reinventar el mundo. La ficción se vuelve realidad, la realidad se abre a otras dimensiones y todos, pero como si fuéramos uno, caminamos hacia ese lugar donde las ideas convergen para luego derivar en prisma que ilumine a otros aspirantes a brujos. Cada quien en la longitud que le tiene reservado su propio bagaje formativo.
            Atravesemos confiadamente este Umbral de intenciones y, sin prejuicios, dejemos que cada texto hable por sí mismo. Compartimos con ustedes parte de la sección de poesía publicada en nuestro libro más reciente. Vale.
Julio Edgar Méndez



VIOLÍN DE CUERDAS HÚMEDAS
Martín Campa Martínez

Los cuervos roban la tarde
y alguien maldice mis palabras.
La lluvia danza
para entretener a los difuntos
mientras el silencio ilumina nuestros pesares.
Soy vasija de barro malcocido,
bebo licores mezclados con el viento
o acaricio el espinazo que es la noche.
Dios es un violín de cuerdas húmedas
que solo suena entre mis manos.

++++++++++++++++++

GOLPES DE HURACÁN EN LA MEMORIA
Diana Alejandra Aboytes Martínez


De tu mirada salen los silencios y las voces
faros intensos,
contraseñas del alma,
notas sueltas.
Golpes de huracán en la memoria
estremecimiento de ánimos en un grito retenido.
De tu mirada sale el hambre y el miedo
las hadas y los duendes,
ángeles y demonios.
Crece la noche, el día y los milagros…
La nostalgia que se oculta entre las zarzas
florecidas en la oscuridad.
De tus ojos nacen los versos que vuelan hacia dentro
mariposas encerradas en huertos solitarios,
en intento de encontrar compañía.
Es tu mirada la llave de mi historia
hecha con raíces de eternidad,
frutos y ríos que atraviesan el vientre del amanecer.
En tu mirada soy entraña de este tiempo sin tiempo
el más allá, las realidades, los ocasos.

+++++++++++++++++++

CITA EN EL PARQUE UNA TARDE DE NOVIEMBRE
Rafael Aguilera M.

La fuente musita la plegaria de la tarde.
La paloma abreva los últimos rayos del sol,
los  bosteza con vahos  matices mandarina.
El fantasma de Juan Rulfo, en la banca vecina
me mira con sus ojos tristes y melancólicos.
Le hago una reverencia respetuosa,
declama: “como la mariposa en la crisálida
el futuro está en el hoy y en el pasado,
van tomadas de la mano la vida y la muerte”.
Luego se desvanece en la bruma vespertina.
Un viento frío pasa cargado de nostalgia,
mariposas negras, ebrias de incienso,
vuelan inseguras, se pierden en el follaje.
Atrás de los setos, muchachas y muchachos beben
y apuran besos, rones y tequilas baratos.
Yo estoy impaciente, mi amiga tarda en llegar.
La inspiración también se aleja, huye de mí.

+++++++++++++++++

DE AMOR
Georgina Gómez Chavarín


Te amo, te amo... te amo,
mil veces te lo digo y siempre
mi corazón lo siente.
Te amo de esa forma simple en que llega la lluvia
cuando nadie la espera,
como al aire que respiro sin preguntar
de donde viene.
Como al soplo del viento eterno viajero.
como a un rayo de luz, como a la noche.
como a mi libro más querido,
como el gusano ama la tierra
el niño el pecho que lo alimenta,
como el pie ama al camino.
Por todo y por nada, porque si, porque no.
Porque siempre...

++++++++++++++

VISITA DE ALEJANDRA
Antonio Leal


Te besé en la clavícula un domingo no sé cómo
Pero sé que era perfecta,
la anatomía no se deduce
se ve.
Fue un domingo casi casi como otros
lento de familia y comida.
Te pedí un beso torpe y dijiste que, a pesar de todo
a pesar de mí, sí.
Te besé, como aquella vez
locos en un bar de otra vida de donde salimos en un taxi
a buscar nuestro cuerpo, sólido líquido de fuego.
Acaricié tu mano y seguí al cuello, no sé cómo.
Quizá como un caracol porque fue lento y hubo baba
(no sabía que eso te gusta)
y en tu boca habita el cielo, lo sentí con mi bigote.
Qué pequeño es todo en un momento
luego la nada de tus ojos de ave como si nada fuera nada de verdad.
Un beso, luego otro hasta que, a pesar de mí
dijiste sí, sí quiero un domingo lento no sé cómo.

++++++++++++++++++

CICLOS
Soco Uribe


Olas de mi pasado giran en espiral.
Se deslizan sobre la arena.
Socavan mi quietud.
Vuelcan sobre mi playa dorada. 
Unas rompen en sonidos estridentes.
Otras, en suaves notas musicales.
En vaivén monótono, resurgen.
Emana la espuma del presente.
Su regocijo se esparce.
Penetra en la arena.
Se esfuma.
Retornan las olas.
Inundan el futuro incierto.
Lo ahogan sin piedad.
Y, en este ciclo sin fin quedo inmersa.

+++++++++++++++

ES DEMASIADO EL TIEMPO
Vero Salazar G.


Vivo sin lograr calmar el dolor
de mi corazón.
Remiendo el tiempo infinito.
El sentimiento se hace interminable
me abraza despacio en esta soledad.
Las lágrimas ruedan silenciosas, lentas,
se hace un nudo en mi garganta,
el dolor se eterniza en un lapso sin límite.
¿Por qué te diluiste
en esa mañana sin retorno?
No lo sé.
Me siento como un cristal roto
zurcido por el recuerdo,
solo existo para verte en la eternidad.

+++++++++++++++++

AMIGO
Guillermina Carreño Arreguín

La sonrisa del viento llena mi espíritu
Hoy trajo de un callejero remolino
un granito de arena
para acariciar mi piel
y se aleja en una gota cristalina
atado al silencio del árido desierto.

+++++++++++++++++

SOY VIENTO
Leticia Romero González

Soy viento, nube viajera, murmullo de mar.
Eco de tu voz que grita nuestros nombres
cuando subo al cielo infinito.
Voy como un arcoiris hasta otro punto del mundo.
Mi llanto cae sobre la arena,
granos de sal sobre más sal que viene del mar.
Se borran nuestros pasos sin dejar apenas huella.

+++++++++++++++++++++

DESTRUCCIÓN
Salomón Figueroa Hernández

Todo es una dulce ilusión rota por los ojos del alma,
espejo desmoronado que tirita en las últimas galerías del cielo deshojado,
concentración de lágrimas esparcidas como rocío en flores muertas,
una creación de fango en galerías de cuadros descoloridos,
carta de suicidio sobre una mesa polvorienta con sangre fresca,
grave sonido de pistola y de cuchillo que rasga las entrañas.
Es casi una caricia dentro de las tripas que gritan hacia afuera
dolor de ancianos que reposan en la sombra de los hospitales.
Ya nada parece tener sentido, ni trayectoria, ni visión del futuro.
Es una línea que empieza con un llanto y se reduce poco a poco
hasta volverse un incómodo sonido de rezos amarillos.
Todo evoluciona, hasta destruirse, todo se vuelve cenizas dentro de urnas metálicas,
todo parece cruzar el umbral de la tortura antes de desmoronarse en silencioso suplicio.
Ahora solo la fe, parece ser la última gota de agua en el páramo de la vida,
una gota de amor dentro de este mar de desgracia, nos hace diferentes, humanos,
solo una gota nos hace sentir felices y plenos
mientras nos volvemos polvo en el ciclo de la vida.




No hay comentarios:

Publicar un comentario

Pequeños Literatos de Guanajuato

Pequeños Literatos de Guanajuato   ¿Quieres escribir una historia? ¡Escríbela! Así comenzamos el taller de cuento para niños usuarios de...